Remate del Novillo Blanco 2021 – «Cuando Gervasio Sáenz Valiente baje su martillo va a crecer nuestro sueño de estar en la casa propia»

El 26 y 27 de noviembre se llevará a cabo el tradicional Remate del Novillo Blanco 2021 de la Sociedad Rural del Partido de General Villegas. La institución que resultará beneficiada con todo lo que se recaude será «La Mano Tendida» de Bunge. Esta Asociación Civil ya había comenzado a construir su edificio propio -actualmente alquila- con el Novillo Blanco del 2018, pero la obra nunca finalizó. El Centro de Día de «La Mano Tendida» brinda un servicio esencial para más de 20 personas con discapacidad, tanto de Bunge como de los pueblos del norte del distrito. La Voz del Campo dialogó con Tomás Penacino, presidente de la Asociación Civil, acerca de lo que se necesita para concretar ese sueño inconcluso: una suma que ronda los $4.000.000.

«Sin un aporte extraordinario, como el que puede brindar el Novillo Blanco, la obra se dilataría demasiado en el tiempo. Ya el costo de mantenimiento, los gastos fijos, los honorarios de los profesionales y los seguros nos obligan a sostenernos mes a mes y solamente podemos aportar a la obra las donaciones extraordinarias que nos llegan», expresó Penacino.

«Acá el Estado no está presente. La Agencia Nacional de Discapacidad no tiene líneas para la terminación de obras y es por eso que agradecemos nuevamente esta posibilidad. Nos sería imposible a nosotros abrir las puertas a corto plazo sin este aporte. Estamos muy agradecidos, comprometidos como lo estuvimos en mayo de 2018, cuando sin conocernos nadie nos dieron tremendo voto de confianza. Aquel $1.400.000 nos permitió, en un terreno que fue donación de la familia Llambías-Bunge, levantar la obra que empezó el 4 de septiembre de ese año. Hoy está bastante adelantada porque pese a la pandemia los poquitos pesos que podíamos destinar a la obra los transformábamos en instalaciones, en llamados a concurso de precios para algunas tareas. También recibimos el aporte de gente totalmente desinteresada, como Miguelito Bertora que se puso al hombro toda la instalación eléctrica. Muchísimos gestos como ese. Estamos expectantes y confiados que la suma de alrededor de $4.000.000 se va a poder reunir», añadió.

¿Qué falta para terminar la obra?

Tomás Penacino: La instalación de pisos (que están comprados), faltan los muebles de bajo mesada, instalar los pisos, instalar las mesadas, todo lo que es revoque exterior, terminación de las veredas, una rampa prometida por la Municipalidad, todo lo que es mobiliario, elementos de seguridad. Ahora tenemos una silla de cada casa, una heladera vieja. Necesitamos no solo terminar la obra, sino revestirla.

¿Por qué es importante terminar la obra?

TP: Es importante porque sino no podríamos continuar en el tiempo, sobre todo con el servicio que prestamos a las personas con discapacidad. El Centro de Día comenzó a funcionar en junio de 2016 y lo hemos mantenido hasta hoy con el aporte de padrinos y socios. En la pandemia se nos quedaron en el camino alrededor de 50 socios y 7 u 8 padrinos importantes por la pérdida de ingresos. Nosotros necesitamos nuestra propia casa porque es un edificio diseñado conforme a lo que el Ministerio de Salud solicita. En esta primera etapa se nos habilitaría para 25 pacientes. Eso nos va a permitir tener aportes a través de las obras sociales y eso, además de sobrevivir, nos va a permitir crecer. Hoy sumar un paciente es un problema porque implica un gasto que no podemos solventar. Demanda hay, porque queremos estar abiertos a las comunidades de todos los pueblos del norte del distrito a los cuales les queda lejos Villegas y ADERID. Estar ahí nos va a permitir no solo sobrevivir, sino crecer. Por eso es tan importante.

Una institución con cada vez más proyectos y presencia en la comunidad

La pandemia hizo florecer otros proyectos, entre ellos el Centro Comunitario de Educación Universitario a Distancia que es un espacio virtual donde La Mano Tendida aporta una coordinadora, que es la Lic. Mariela Garat. Allí los alumnos de Bunge y la zona estudian en la UBA. En estos días están rindiendo los primeros exámenes.

La Asociación Civil también encaró un proyecto de huerta comunitaria con los chicos del Ateneo Juvenil del distrito de General Villegas, en un terreno lindero a la obra que también facilitó la familia Llambías-Bunge.

«Nos estamos abriendo en varios frentes y quisiéramos abordar otros, pero ahora nos vamos a enfocar en el Novillo. Hemos tenido aportantes pequeños, medianos y grandes. Todos son bienvenidos. Los invitamos. La semana que viene estaremos largando todas las invitaciones para poder llegar al Remate con la promesa de aporte lo más grande que se pueda», confió Penacino.

La Mano Tendida es exenta y todos los aportes con donaciones se pueden desgravar de la declaración de impuesto a las ganancias.

«El viernes 26 estaremos en el predio de la Rural compartiendo la cena. Cuando Gervasio Sáenz Valiente, el gran animador de todos los remates, baje su martillo va a crecer nuestro sueño de estar en la casa propia. Aquí vivimos del campo y de la solidaridad del campo y la ciudad. Estamos agradecidos e invitamos a todo el que quiera sumar su pequeño gran aporte a que se contacte con la gente de la Rural o con cualquiera de nosotros», concluyó el presidente de La Mano Tendida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s